¿Qué es una duplicadora digital?

Hoy en dí­a, todo taller de impresión se ve en apuros cuando un cliente le pide un pedido pequeño de algún tipo de impreso a un color y lo requiere para ayer. En estos casos es cuando una duplicadora digital a un color viene a resolver el problema, ya que bastará hacer el original mecánico o electrónico y la duplicadora se encarga del resto.

En una duplicadora digital, el operador no tiene mayor intervención en la elaboración del master; el quitar el master anterior y el montaje del nuevo es un proceso automático. En el momento que se procesa un nuevo original la mayorí­a de las duplicadoras inician un proceso interno de digitalización y procesan la información, permitiendo manipular el documento como ampliar, reducir, girar la imagen, etc.; luego la información pasa a una cabeza térmica y genera un nuevo master que sustituye al anterior, todo este proceso tarda menos de un minuto y a partir de ese momento se pueden procesar trabajos a una velocidad de más de 100 impresiones por minuto, dependiendo del tipo de duplicadora.

Una duplicadora digital es una mezcla de varias tecnologí­as: por un lado, la tecnologí­a digital y por otro, la tecnologí­a de impresión en offset, lo que da como resultado, un equipo de impresión digital para tirajes cortos o medianos e impresión bajo demanda.

Una duplicadora digital está basado en el principio del offset;  se maneja a través de un master (placa) y tinta. En la mayorí­a de las duplicadoras el master permite tiros con una buena calidad de impresión.

Una duplicadora es un equipo compacto que se puede instalar en cualquier taller u oficina, no requiere instalaciones especiales ni operadores especializados, cualquier persona puede manejarla.

Algunas personas llegan a confundirse, creyendo equivocadamente que una duplicadora es igual a una copiadora, pero no; la fotocopiadora utiliza para la reproducción de originales, cargas electrostáticas, cilindro fotoconductor, calor y presión en el proceso de fundir tóner en el papel, dando como resultado una fotocopia.  La duplicadora digital lleva tinta al papel en un proceso en frí­o sin cargas electrostáticas, esto es igual que el proceso del offset. Además, la duplicadora digital tiene la capacidad de conexión a una computadora o a una red de ellas, pudiendo trabajar con originales electrónicos o mecánicos y de esta forma optimiza tiempos en el proceso de impresión.

Otra confusión, pudiera ser el comparar una duplicadora digital con una impresora láser; la diferencia entre ambas tecnologí­as radica en el proceso de reproducción y en los costos.  En las impresoras láser el costo de impresión es alto y fijo, sin importar el número de impresiones que se procesen, en cambio en una duplicadora digital el costo de impresión se va reduciendo, ya que a mayor número de impresiones se obtendrá un costo más bajo por impresión.

En conclusión: un equipo digital viene a complementar los procesos de un taller de impresión. Para tiros cortos es mejor una duplicadora digital y para tiros largos y en selección de color es mejor el offset.  Para casos de impresos con datos variables, es mejor un equipo digital que el offset, independientemente del tamaño del tiro.

Fuente: Artes Gráficas Comunigraf
www.comunigraf.com.mx

Te gustó este artículo?

Dr. Juan F. Aranguren 344
Ciudad de Buenos Aires, Buenos Aires
C405CRH Argentina +5411 4983-4576
http://oficiografico.com/imagenes/logo-oficio-grafico-color.svg http://oficiografico.com/imagenes/logo-oficio-grafico-color.svg n/a ARS Revista Oficio Grafico, Copymax S.A. oficiografico@yahoo.com.ar Juan Angel Sagrera Copymax S.A.