Calibración de monitores

Nota publicada el

Todo dispositivo o equipo tiene su propio talón de Aquiles. Si el equipo desde su origen en el proceso no está calibrado, sea una filmadora, una insoladora o una máquina impresora, dará como resultado un producto que no podrá ser garantizado dentro del margen de calidad y homogeneidad establecidos por la empresa.

Los monitores no están exentos a esta problemática. Pero ¿qué importancia se le da a la misma? Ninguna, si es un monitor destinado a juegos para niños, pero si queremos ver como quedará una imagen impresa, es donde adquiere importancia este tema.

Se pueden generar dudas respecto si lo que se está observando en un monitor es realmente lo que va a salir impreso. Tecnológicamente una imagen en un monitor y en un impreso se obtiene cada uno con procesos bien diferenciados.

Esas diferencias tecnológicas se deben a que un monitor genera una imagen en RGB y los impresos se generan en CMYK. Son dos espacios de color diferentes.

La diferencia entre lo observado en un monitor y un impreso también se debe a las condiciones de iluminación de la sala donde se está realizando la observación de los colores adyacentes al monitor. La forma de percibir las imágenes por el observador dependerá también de sus propias cualidades de observación.

Se necesitan de procesos como son la calibración y perfilación de monitores, para que la decisión que tome el diseñador para la corrección de imágenes sea coherente. Desde ya se necesita un entorno acorde para realizar este procedimiento.

La calibración es el conjunto de procedimientos y seteos que garantiza la puesta a punto del equipo para el fin para el cual fue creado.

La calibración y la aplicación de gestión de color son dos temas de relevancia en caso que queramos considerar al monitor como una primera prueba antes de la impresión.

El primer y mejor método para realizar la calibración de monitores "siempre y cuando el monitor esté preparado para tal fin", es emplear un espectrocolorí­metro para calibrar los monitores. Estos dispositivos se acoplan al monitor y permiten obtener calibraciones y perfiles muy precisos que nos aseguran la correcta visualización de las imágenes. Hay diversas empresas especializadas que ofrecen la venta y el servicio de calibración de monitores.

El segundo método, es a "OJO". Se utiliza el Adobe Gamma, aplicación que va incluí­da con Photoshop en PC. Y en equipos Mac también se dispone de un software propio del sistema operativo, que básicamente hace lo mismo que Adobe Gamma.

Pero ¿qué es lo que se calibra en un monitor?
Palabras como gamma, punto blanco, brillo, tipo de monitor, son los seteos básicos que se pide en la calibración de un monitor. A continuación se dará una breve explicación de estos y otros parámetros de configuración: tamaño de puntos, resolución y colores de pantalla.

Gamma es la relación entre la luminosidad L obtenida en la pantalla, y la tensión E (mv), es una función exponencial de la forma L=Eg.
Es decir que la luminosidad obtenida no tiene una proporción directa con el voltaje de entrada.

Al exponente g se lo denomina factor Gamma. Un valor tí­pico de este exponente para un monitor es del orden de 1.8 a 3.0. En la plataforma Macintosh el valor gamma del monitor suele definirse en 1,8 mientras que los sistemas Windows requieren una configuración de 2,2.

Del siguiente gráfico se desprende que a valores mayores de gamma la imagen se hace más oscura. Para dos valores de tensión de entrada "E" seleccionados, el contraste entre los puntos de luminancia obtenidos es menor para los de gamma más alta.

Si la tensión de entrada E es nula, pero el monitor tiene una "señal L inicial de luminosidad" significará que la imagen global, tenderá a verse más gris de lo que realmente deberí­a ser.

Por otro lado, para valores de tensión de entrada E cuya luminancia sea negativa, se estará perdiendo luminosidad ante una tensión dada.

Uno de los parámetros a ajustar en un monitor, es este voltaje mí­nimo que está asociado en definitiva con el valor más negro que se puede obtener en un monitor.

Este nivel de ajuste del negro se lo conoce como ajuste de brillo. Para calcular el brillo óptimo, debe medirse el valor negro más oscuro. Por este motivo es necesario definir el brillo del monitor al mí­nimo. La configuración óptima del brillo se consigue si el valor negro del monitor muestra un negro oscuro tan neutral como sea posible.

El ajuste de brillo implica previamente el ajuste de contraste.

Dicho ajuste se puede realizar a través de la botonera externa del monitor, si es que la posee.

Así­ como se ajusta el brillo, también se ajustará la luminancia del monitor acorde a un blanco definido. La luminancia se mide en Cd/m2. Sus valores para un monitor CTR es de 80 a 120 Cd/m2. El punto blanco del monitor quedará definido a través de la temperatura color que se ha seleccionado como objetivo. Generalmente los monitores vienen seteados a una temperatura de color de 9000°K, lo que imposibilita la comparación de impresos contra el monitor, por ser éste un referente de luz que no se usa para comparación de impresos en el taller. Por ello, para la industria gráfica hay que optar por D50 (5000 k) o D65 (6500) como punto blanco para monitores.

Si el monitor cuenta con botonera de calibración puede realizar la siguiente prueba para ver sus efectos. En la botonera externa ir al menú principal y elegir viewmath color y le dará diferentes opciones de temperatura color. Al seleccionar por ejemplo la temperatura color de 9300 k, notará la gran diferencia que si hubiera elegido la de 6500 k. Un monitor generalmente desde fábrica, está seteado a 9500 k.

Todos estos seteos deben realizarse con una iluminación adecuada y un fondo de pantalla neutro y sin protector de pantalla. Estas opciones las puede obtener de la siguiente manera:

Inicio > Configuración
>Panel de control
>Pantalla
>Fondo: opción NEUTRO

Inicio > Configuración
>Panel de control
>Pantalla
>Protector de pantalla:
NINGUNO

Otros seteos previos que hay que establecer son:

Frecuencia de refresco es la cantidad de veces que el monitor actualiza la imagen por segundo. Se mide en hertz (Hz) y, cuanto más rápida sea, será mejor la calidad de imagen y menor el daño que este parpadeo produzca a nuestros ojos.

Lo puede setear en:
Inicio > Configuración
>Panel de control
>Pantalla
>Configuración
>Opciones avanzadas
>Monitor
>Frecuencia del Monitor

El tamaño de punto es el parámetro que mide la nitidez de la imagen, midiendo la distancia entre dos puntos; resulta fundamental a altas resoluciones.

La resolución:
Es la cantidad de pí­xeles o puntos que tiene una determinada área de la pantalla (ver cuadro).
La puede setear en:
Inicio > Configuración
>Panel de control
>Pantalla
>Configuración
>Resolución

Colores de la pantalla:
A nivel profesional el seteo para la cantidad de colores es de 16 millones o 32 millones de colores.
La puede setear en:
Inicio > Configuración
>Panel de control
>Pantalla
>Configuración
>Colores

Se mencionan a continuación algunos de los equipos comerciales que se utilizan para calibrar monitores:

  • Spyder2 Colorí­metro de ColorVision
  • Monaco Optix XR de X-Rite
  • Pantone Eye-One Dis­play 2, funciona con pantallas LCD, de tubo o de portátil y es compatible con Windows 2000 y XP o Macintosh OSX 10.3 ó superior.

Sólo cuando un monitor está debidamente calibrado y perfilado es posible evaluar, optimizar y ajustar una imagen de tal forma que al

Te gustó este artículo?

26 26