Digital Imaging vs. Computer to Plate

Nota publicada el

La decisión entre cuál de las dos tecnologí­as, CTP o DI, es mejor depende de las necesidades de cada negocio. Si bien el CTP es el preferido entre los impresores convencionales y de grandes tirajes, la tecnologí­a de exposición directa tiene mayor acogida entre los impresores digitales, y pequeñas y medianas empresas. Entérese del porqué.

Para aquellos impresores que necesiten proteger el futuro de sus negocios, la salida digital directa es la única opción viable. Nadie discrepa en este punto, pero lo que no está tan claro es si es mejor optar por la tecnologí­a del ordenador a la plancha (computer-to-plate, CTP) o invertir en una máquina de exposición directa (Direct Imaging, DI), en la que la filmadora está integrada en una máquina de formato A3+ o B3. La decisión no es sólo una cuestión de si se debe adquirir una máquina con platesetter integrada o invertir en un dispositivo CTP autónomo. Ahora más que nunca, son las aplicaciones las que dictan las preferencias de inversión.

Las necesidades comerciales impulsan la toma de decisiones

Si hablamos con cualquiera de los muchos fabricantes de sistemas CTP, la visión general es que una unidad CTP digital es la única ví­a posible, principalmente porque no implica limitaciones de formato. Para Presstek y Screen, los dos únicos fabricantes tanto de dispositivos CTP como DI, la decisión no está tan clara porque depende de las necesidades de cada negocio. Aunque el CTP tiende a aventajar a la tecnologí­a DI, ambas empresas registran unas ventas estables tanto de DI como de CTP. Según los datos recopilados por Digital Dots, se calcula que en todo el mundo hay más de 5.200 máquinas DI y casi 20.000 platesetters digitales en producción. La mayorí­a de impresores comerciales que han preferido optar por la exposición directa lo han hecho para satisfacer la demanda de aplicaciones muy concretas, como la capacidad de imprimir longitudes de tirada mayores de las que permitirí­a una máquina digital de datos variables. En su mayorí­a, estos impresores invierten en DI para ofrecer una capacidad adicional, que complemente a una máquina de impresión digital de datos variables, y para tiradas medias de hasta 10.000 copias. De otro lado, los impresores invierten en CTP para dinamizar sus flujos de trabajo, ahorrar tiempo y reducir el gasto en consumibles, y su decisión no se basa en las longitudes de tirada.

Según Tim Taylor, director de marketing de Screen: "El único mercado que muestra cierta preferencia por la tecnologí­a DI es el impresor digital que ha partido de una [máquina digital de datos variables] Indigo o similar. En consecuencia, no tiene un dispositivo CTP y ha constatado que su máquina digital no es competitiva en tiradas más largas, a pesar de lo que pueda afirmarse al respecto". Con respecto al CTP, Taylor afirma que "ha seguido creciendo, hemos vendido más máquinas el pasado año que en los anteriores, y eso sólo en Europa. En el resto del mundo [tenemos] una cuota de mercado cercana al 36%, que se subdividirí­a aproximadamente en un 25% para Europa, 25% para EE.UU. y el 50% restante para Asia, incluyendo Japón, China e India. Todaví­a no hemos notado la reducción de las ventas que se habí­a augurado"

DI para tiradas cortas y medias

En Presstek también venden tecnologí­as CTP y DI, y están seguros de que seguirá habiendo una demanda continuada de tecnologí­a DI. "La exposición directa ofrece muchas oportunidades para la expansión comercial de empresas de impresión digital, estudios de preimpresión, y pequeños y medianos impresores", afirma Stan Najmr, director de DI en Presstek Europe. "Los servicios de impresión digital migran al offset, pero no desean implementar el proceso offset convencional. El nivel de rentabilidad comprendido entre 350-10.000 copias de formato A3+ representa una proposición muy atractiva para los impresores europeos".

Para muchos clientes, el factor decisivo suele ser el tipo de trabajo que producen, especialmente si parte de dicho trabajo son tiradas cortas en color. "El mercado de las tiradas cortas hasta 1.500 copias es idóneo para los equipos digitales debido a su facilidad de uso. Las tiradas medias encajan bien en el mercado de la tecnologí­a DI puesto que ofrece un menor coste por página en comparación con las unidades digitales, y tiempos de preparación más cortos y con menos desperdicio que las máquinas convencionales", explica Najmr. "El mercado de las tiradas largas está más indicado para una máquina de impresión convencional y CTP, porque las tiradas más largas pueden compensar económicamente las preparaciones más largas, el desperdicio derivado de las pruebas de registro y los problemas de balance tinta-agua asociados con el proceso convencional".

Expansión global del mercado CTP

La creciente demanda de cuatricromí­a combinada con tiradas cada vez más cortas aumenta el atractivo de la máquina de exposición directa, especialmente en los mercados estadounidense y europeo. A pesar de ello, muchos impresores siguen prefiriendo la flexibilidad de un sistema CTP, ya sea violeta o térmico, y el hecho de que la producción de planchas pueda realizarse de forma simultánea con la máquina imprimiendo. Esto podrí­a resultar un argumento convincente para determinados mercados, especialmente para la impresión comercial, pero la flexibilidad de formatos también es muy atractiva. Según Fujifilm, en el año 2008 el mercado global del CTP tendrá un valor de unos 2.400 millones de euros. No se dispone de ningún pronóstico público sobre el mercado DI, pero se cree que la cifra es mucho menor.

Heidelberg ofrecí­a productos tanto CTP como DI, pero hace unos años y tras quince en el mercado DI, la empresa decidió abandonar esta tecnologí­a en sus máquinas. En su lugar optó por seguir la estrategia del CTP, y recientemente vendió su CTP térmico Suprasetter de última generación número mil a un cliente brasileño especializado en envases. En la actualidad, Heidelberg tiene más de 5.800 unidades CTP instaladas en todo el mundo, frente a las 2.000 máquinas DI que todaví­a siguen en producción.

Bernhard Schreier, director ejecutivo de Heidelberg, afirma que está "especialmente complacido con la demanda de los nuevos modelos de gama básica. Concretamente, los pequeños y medianos impresores están dispuestos a invertir porque valoran la calidad mejorada de la tecnologí­a CTP". Heidelberg también ha optado por desarrollar su nueva tecnologí­a de unidades de entintado Anicolor que trabajan con soluciones CTP flexibles, en lugar de ofrecer máquinas DI a sus clientes. La nueva Speedmaster SM 52 con la unidad de entintado corto Anicolor sin tornillos del tintero ofrece una reducción drástica del tiempo de preparación, y alcanza el color correcto en menos de diez pliegos. Jürg Konrad, director comercial de Fotorotar, de Suiza, cree que con la tecnologí­a Anicolor "podemos producir material vendible a partir de 20 pliegos".

Agfa es uno de los grandes nombres del CTP y el principal proveedor de esta tecnologí­a para el mercado de los periódicos, con miles de unidades instaladas. La empresa registra un crecimiento constante de su cartera de unidades CTP instaladas. Según Tony King, director de marketing de Visible Light Plates, "la adopción del CTP sigue creciendo rápidamente, con especial énfasis en la tecnologí­a térmica y violeta. Hemos constatado una tendencia hacia las tecnologí­as ‘sin quí­micos’, que ofrecen una mayor latitud y un rendimiento [y] mantenimiento aún más sencillos". Pero Agfa nunca se ha implicado en máquinas Direct Imaging, King afirma que "la exposición en la máquina de impresión no tiene el mismo atractivo general que la tecnologí­a CTP, quizás la opinión general sigue siendo que los impresores prefieren utilizar la máquina sólo para imprimir, exponiendo las planchas off-line en un equipo dedicado".

Te gustó este artículo?

26 26