Un viaje de ida y vuelta

Nota publicada el

La esperada llegada de un trabajo a una imprenta muchas veces es el comienzo de varios viajes de "la idea-diseño" entre el cliente y el área de preprensa. El presente artí­culo tiene por objeto enumerar las consecuencias de esta serie de indefiniciones en la realización de una pieza impresa.

Varias son las preguntas que surgen hoy en dí­a

  • Si la imprenta cobra el diseño. ¿Pierde el cliente?
  • Cuando el cliente realiza el diseño. ¿De quién es la responsabilidad de adecuar el archivo para que sea apto para imprimir?
  • ¿Cuánto tiempo lleva "arreglar" un archivo?
  • ¿Cómo se acuerda el conforme del cliente si no se realiza una prueba previa a la impresión?
  • En caso de reimpresión por errores atribuibles al archivo. ¿A quiénes deben cargarse estos costos?
  • Si se presentan mayores costos durante la impresión, a raí­z de un diseño complejo, ¿Quien los paga?

Estas son algunas de las preguntas que muchas empresas gráficas hoy no se atreven a formular presionadas por la necesidad de ganar clientes y ocupar el tiempo de sus máquinas. Pero bien vale tomar unos minutos para cuantificar estas tareas.

Muchos clientes no conocen las tareas que se realizan en el área de preprensa pero valoran un impreso contrastado, con información en las luces y en las sombras, sin evidentes fallas de registro, con imágenes en alta resolución, tratamiento de los colores piel, sin moire y con las tipografí­as que él escogió.

Es por ello que es importante darle a conocer lo procesos y el tiempo requerido para lograr esto:

  • Retoque de imágenes.
  • Aplicación de una curva de compensación adecuada al soporte y proceso de impresión usados.
  • Trapping.
  • El armado de un PDF adecuado para el envio de una softproof ví­a Internet.
  • Una prueba de impresión emulando los colores reales que luego se imprimirán.

Considerando el costo real del puesto respectivo entre $25 y $100 por hora y las siguientes tareas a realizar:

  • Revisión filológica
  • Corrección ortográfica y de estilo
  • Rediseño
  • Escaneo
  • Retoque de imágenes
  • Ilustración
  • Diagramación
  • Trapping
  • Ripeo
  • Imposición
  • Pruebas digitales
  • Control de calidad/Preflight

¿Cuántos son los costos que no se están cubriendo si aproximadamente el 80% de los archivos requieren rediseño?

¿Cómo se soluciona este problema? A través de la estimación del tiempo requerido por tarea multiplicado por el valor del puesto de trabajo. Por ejemplo the National Association for Printing Leadership (NAPL) genera un reporte en el cual se cuantifican las tareas de preprensa en tiempo y costo.

A modo de ejemplo se adjunta la publicidad de una empresa estadounidense. Se puede ver que la misma presupuesta 60 u$s/hora el trabajo de retoque recargando un 25% el enví­o de archivos nativos (ni PDF ni EPS). ¿Qué pasarí­a si a la misma le llegaran archivos en word o powerpoint que deben ser ripiados como sucede en algunos trabajos?

Como conclusión se infiere la necesidad de estimar el tiempo necesario para la adaptación de un archivo, incluso, en algunos casos con la ayuda del operador de preprensa. Si ya existe una presupuestación previa y se incurre en mayores costos, la misma debe recalcularse en función del tiempo adicional demandado para realizar correcciones al archivo.

Te gustó este artículo?

26 26